Quién escribe nuestro futuro?

Estas vacaciones de Semana Santa he leído un libro que me ha hecho reflexionar mucho. Se llama Pitia y es una novela de intriga y de amor, que gira en torno a la posibilidad de cambiar el pasado y de conocer el futuro. 

Así, a priori, no parece que tenga mucho que ver con los temas que suelo tratar en el blog, pero hay una parte del libro donde se comenta cómo cualquier pequeño cambio en nuestro día a día puede provocar giros tremendos en nuestra vida. Y eso me ha tenido pensando largo y tendido estos días.

Si has visto la película Dos vidas en un instante con Gwyneth Paltrow puedes hacerte una idea de lo que va el tema. La película muestra cómo de diferente puede ser la vida de la protagonista si en lugar de coger el metro en un momento determinado, lo pierde y tiene que coger el siguiente. En el primer caso se encontrará a su novio con otra mujer en una situación "comprometida". En el segundo caso llegará a casa 10 minutos más tarde y no se enterará de esa infidelidad, viviendo engañada por mucho más tiempo. La película muestra dos vidas paralelas que surgen de ese instante que lo cambia todo.

Todos hemos escuchado o visto en televisión historias de gente que por una tontería pierde un avión que acaba estrellándose, o que no acudió a trabajar el día de los atentados de las Torres Gemelas. Un segundo, un metro, una mirada, una distracción,... pueden generar grandes cambios en nuestra vida. 

Si piensas un poco, seguro que identificas algún momento así en tu vida...

Nuestras decisiones cambian el futuro
Foto: Regina Estévez

Cuando yo llevaba viviendo un tiempo en Madrid, un día decidí ir caminando a casa desde el trabajo (siempre iba en metro), y en mitad de la Gran Vía me encontré a una amiga del colegio a la que había perdido la pista había muchos años. En ese mismo momento recuperamos nuestra amistad y durante mucho tiempo nos hicimos inseparables. Los siguientes años en Madrid habrían sido completamente diferentes de no habernos encontrado ese día. 


A mí todo esto me lleva a dos líneas de pensamiento.

Por una parte pienso que, aunque no creo que haya un destino predefinido para nosotros, sí me parece evidente reconocer que pasan muchas cosas a nuestro alrededor que son ajenas a nosotros y que influyen en gran medida en la vida que nos toca vivir. Tenemos que aceptar que son así y ya. Es lo que toca. 

Pero por otra parte pienso que hay infinidad de elecciones que están en nuestra mano. Que tenemos que estar con los ojos muy abiertos para identificar las alternativas que se nos ofrecen en cada segundo de nuestra vida, porque en muchas ocasiones es nuestra decisión la que marcará los siguientes capítulos de nuestra vida:

- Nosotros decidimos si continuamos esa discusión o la paramos a tiempo... Lo siguiente que puede pasar puede depender mucho de eso.

- Nosotros decidimos si hacer o no un viaje que ha surgido...

- Si leer un libro... un artículo... un blog...

- Decidimos asistir o no a una cita con una persona que puede ofrecernos una oportunidad profesional...


No podemos saber lo que podría haber pasado si hubiésemos tomado otra decisión... al menos no de momento. Quizá dentro de unos años o siglos se pueda contactar con el futuro, pero de momento tendremos que quedarnos con la incógnita. Lo que sí podemos pensar es que somos más dueños de nuestra vida de lo que realmente pesamos. 

No sé tú, pero yo me voy a tomar muy en serio el día a día, las decisiones que tomo, las personas con las que hablo, las casualidades que surgen... y pensar siempre "qué es lo mejor que puedo hacer con esto que me ha pasado?" como ya decía en el post que escribí hace unas semanas con el título Serendipity.

Hasta aquí mi reflexión de hoy. Tampoco te vuelvas loco pensando todos los futuros que podrían haber tenido lugar... No he pretendido provocarte eso. Como siempre, ya sabes que se trata de sacar lo mejor de cada momento y ahí, creo yo, está lo que llaman felicidad. 

Que tengas buen fin de semana!


Pd1: Por si te ha despertado la curiosidad, en este enlace www.pitialibro.com podrás conocer más sobre el libro, el autor y las teorías que están detrás de su hilo argumental.

Pd2: Recuerda que si quieres estar al tanto de cuándo publico un nuevo post puedes hacerlo siguiendo la página de Facebook o en mi perfil de Instagram.

Comentarios

  1. Hola guapa, hacia días que no me pasaba por aquí y eso que me gustan muchos tus reflexiones, escritos...
    Me ha hecho mucha gracia leer sobre esto porque justo ayer por la tarde asistí a un taller de "crecimiento personal" de una amiga naturópata y justo hablaba de esto, que casualidad,no?? pues ella decía que las casualidades no existen, sino que las provocamos nosotros, me explico, con nuestra actitud atraemos que las cosas pasen, ya se que suena un poco esotérico, pero ella sostenía que eso es así. En el caso de encontrarte con tu amiga, ella vendría a decir que tu inconscientemente estabas buscando ese encuentro y por eso se produjo. Estaremos de acuerdo o no, pero resulta como mínimo interesante, no te parece??
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Súper interesante... Yo también creo que "buscamos" esas cosas y surgen. Es como cuando te compras un coche y de repente ves el mismo modelo por todas partes... o te quedas embarazada y no dejas de ver embarazadas!! Es porque tu atención está ahí... y estás más receptivo a esos mensajes. Por eso insisto en lo de "estar atentos" porque sinceramente creo que llegarán más cosas buenas!! Gracias por pasarte!!! BESOS

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Permítete fallar

"Lo que es, es"