Entradas

Mostrando entradas de 2018

¿Estás en paz contigo mismo?

He empezado a leer el libro “Martes con mi viejo profesor”, un libro que recomendaba Alicia, de Orden y Limpieza en casa, en su blog hace no mucho. No tenía ni idea de cuál era la temática, pero me fié de su criterio.
Así que hace 2 días que lo empecé. Y ya me he encontrado algunas frases de esas que te remueven por dentro…
No he leído ni la tercera parte del libro, así que es posible que cuando lo termine le dedique un post más amplio. Hoy solo quería traerte aquí unas preguntas que aparecen muy al principio, y que a mí me han hecho pensar…
A mucha gente estas preguntas no le inspirarán. Y no pasa nada. A algunos les traerá recuerdos de aquellas cosas que en el pasado se plantearon y que han olvidado. Mi sugerencia es que las leas y dediques 5 segundos a cada una. A pensar si quieres hacer algo con eso...
Aquí te las dejo: ¿Has encontrado a alguien con quien compartir tu corazón? Yo no pensaría sólo en esto en términos de pareja. Puede ser un familiar, puede ser un amigo o varios. Gente c…

Entrena tu mente

Imagen
A menudo, cuando hablo sobre los posts que escribo en este blog, me sueltan la ya famosa frase de "Sí, la teoría es muy bonita, pero no es tan fácil pensar así" o esta otra: "Ya me dirás cómo haces para pensar así".
Efectivamente, no puedo estar más de acuerdo. No es fácil pensar así. Hay quien lo tiene de serie, pero yo no, y creo que la mayoría de los mortales están en mi situación.
Estos días he estado leyendo sobre el concepto de "desaprender" y cada vez más me reafirmo en la necesidad de eliminar de nuestra vida aquellos aprendizajes, rutinas, hábitos,... que ya no nos sirven. Y hacerlo conscientemente. Es el único modo.
Y el pensamiento negativo, la hipocondría, el enfado constante... creo que no dejan de ser hábitos que hemos adquirido, que son difíciles de erradicar y que tenemos que "desaprender". Creemos que son imposibles de modificar, pero esa es una mentira que nos decimos para no hacer el esfuerzo de cambiarlo.
La conclusión a la que h…

Mi sabor de helado favorito

Imagen
He de decir que no tengo un sabor de helado favorito... Me gusta el de chocolate, pero también me gusta mucho el de dulce de leche, o el de yogur con frutas del bosque... y ahora me de igual reconocerlo, pero durante mucho tiempo me daba reparo no saber contestar cuando alguien me lo preguntaba. "Debo tener alguna tara...", pensaba yo, "... que no se ni cual es mi sabor favorito"...
Desde que ejerzo como coach, ya han sido varias las ocasiones en las que sale este tema en una sesión y el coachee me dice, como avergonzado, que no sabe qué es lo que le gusta... En un caso me comentaba un coachee, que se había dedicado siempre tanto a los demás, dándole prioridad a las necesidades y gustos de otros, que nunca se planteaba lo que a él le gustaba porque la elección era siempre "lo que eligiesen los demás". Así que ni se planteaba qué era lo que le gustaba...
Y quien habla de helados, habla de colores, de estilo de ropa, de decoración... Vamos, de todo aquello de…

Quejarse es inútil

Imagen
Una de las primeras entradas de este blog se titula "cambiar no es de débiles", y releyéndolo me he dado cuenta de que el mensaje es muy similar al que quiero transmitir con esta entrada.

Estoy más que cansada de escuchar quejas de todo tipo. En el trabajo está el que se queja de que no le gusta lo que hace, el que se queja del jefe que le han puesto, el que se queja del cliente, del calor, del frío, de la comida, del transporte...
Ya fuera del trabajo, la que se queja de que su marido es un desastre en casa, la que se queja del colegio en el que ha metido a sus hijos, de sus hijos, de los deberes, del profesor, de los vecinos, del barrio,… Puf! Resulta agotador, no crees?!!
Hace tiempo que yo decidí que la queja no era la solución. Quizá tras haber entendido que hay poco de lo que yo me pueda quejar… No sé si conoces esta frase de Stephen Hawking que dice “Quejarse es inútil y una pérdida de tiempo”Esto lo dijo estando ya enfermo de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica).

A mí,…

¿Y si pudieses viajar al pasado?

Imagen
Quizá es la influencia de haber leído hace poco un libro que habla sobre las conexiones con el pasado y el futuro (Pitia). No lo sé. El caso es que ya han sido varias ocasiones últimamente en las que he visto o he escuchado una frase que quizá tú también conozcas: "Si pudieses viajar al pasado, y visitar a tu yo de hace 20 años, y tuvieses la oportunidad de decirle una frase, ¿qué le dirías?".

¿Te lo has planteado alguna vez? Yo creo que me diría “no le des tanta importancia”. Creo que habría sufrido menos si alguien me lo hubiese dicho. O quizá me lo dijeron, pero con seguridad no tuvo el impacto que podría haber tenido si fuese yo misma la que me hubiese dado ese mensaje…
Hablando de esto con Violeta, ella me decía que hace un ejercicio parecido, que es imaginarse a sí misma dentro de 20 años, y que le hacen la misma pregunta: “¿Qué le dirías a tu yo de hace 20 años?
Cuando me lo contó, me imaginé a mí misma, dentro de 20 años, casi con 60, con mis hijos ya mayores, con meno…

Las personas son más importantes que las cosas

Imagen
En alguna otra entrada del blog hablaré del libro "La última lección" de Randy Pausch. Para mí es uno de esos libros que dejan huella (al menos a mí este sí lo hizo), que leí por primera vez hace casi 10 años y que de vez en cuando releo para refrescar mensajes.
Una de las frases que leí en ese libro es esta: "las personas son más importantes que las cosas". Que dicho así parece bastante evidente, y creo que nadie diría lo contrario, pero la realidad es que si nos paramos a pensar, no es raro que a veces le demos más importancia a las cosas que a las personas, y obviamente esto es un gran error.



¿Por qué me ha venido a la cabeza esto ahora? Pues porque el otro día, al recoger a mi hijo en el colegio, le vi muy triste y cuando le pregunté qué le pasaba me dijo muy disgustado y rompiendo a llorar que había perdido la sudadera del uniforme en el patio del colegio. Me agaché, le pedí que me mirase a los ojos y le dije que era solo una sudadera, que teníamos que preocupar…

La Buena Suerte

Imagen
Como comentaba días atrás en unos stories de Instagram, acabo de leerme un libro que se llama "La Buena Suerte". 
No quiero hacer un spoiler por si alguien se anima a leerlo después de leer este artículo, así que, del libro solo contaré que es corto, que relata un cuento, que lo hace con un lenguaje sencillo, y que está catalogado como libro de autoayuda. 
No es la primera vez que leo cosas sobre la suerte, y ya en su momento reflexioné sobre el tema, así que con este libro he recordado y completado aquellas reflexiones.
Mis conclusiones después de pensar sobre ello estos días son las siguientes:
1- Creer que tienes buena suerte o mala suerte depende de la perspectiva desde la que veas la realidad. Para explicar esto recupero una entrevista a Carlos Sainz hace ya unos años. 
Carlos ha tenido que abandonar varias carreras cuando la posición que tenía era muy buena, y como podéis ver en la entrevista, le preguntan por su mala suerte. Él contesta que no cree que tenga mala suerte, y…

Quién escribe nuestro futuro?

Imagen
Estas vacaciones de Semana Santa he leído un libro que me ha hecho reflexionar mucho. Se llama Pitia y es una novela de intriga y de amor, que gira en torno a la posibilidad de cambiar el pasado y de conocer el futuro. 
Así, a priori, no parece que tenga mucho que ver con los temas que suelo tratar en el blog, pero hay una parte del libro donde se comenta cómo cualquier pequeño cambio en nuestro día a día puede provocar giros tremendos en nuestra vida. Y eso me ha tenido pensando largo y tendido estos días.
Si has visto la película Dos vidas en un instante con Gwyneth Paltrow puedes hacerte una idea de lo que va el tema. La película muestra cómo de diferente puede ser la vida de la protagonista si en lugar de coger el metro en un momento determinado, lo pierde y tiene que coger el siguiente. En el primer caso se encontrará a su novio con otra mujer en una situación "comprometida". En el segundo caso llegará a casa 10 minutos más tarde y no se enterará de esa infidelidad, vivie…

El duendecillo verde

Imagen
Así es como me lo imaginé yo la primera vez que supe de su existencia. Un duendecillo, tirando a pequeño, verde, con un gorro de gnomo y cara de gruñón y resabido. Ese es el mío. 
Algunos le llaman loro, o saboteador o pepito grillo. El mío es el duendecillo verde, así sin nombre propio.
Ahora nos llevamos más o menos bien, pero cuando nos conocimos me cayó francamente mal. No podía creerme que llevase tanto tiempo con él a mi lado, haciéndome daño, y no me hubiese dado cuenta. Y entonces nos presentaron, empezamos a hablar y tuvimos una gran discusión hasta que entendí cuál era su cometido. Hicimos un pacto y ahora nos ayudamos mutuamente.
Todos tenemos una vocecilla interior más o menos desarrollada, a la que hacemos más o menos caso, que nos habla a menudo, diciéndonos a veces cosas que no queremos oír. En mi caso, me hacía sentir bastante mal. Si conduciendo me equivocaba de calle, empezaba a decirme "qué inútil eres!, te has vuelto a equivocar! tenías que haber visto antes cómo…

Lo mejor y lo peor

Ya no recordaba en qué película lo había visto, así que hoy lo busqué. Es "The Story of us" ("Historia de lo nuestro"), con Bruce Willis y Michelle Pfeiffer. 
Recuerdo muy poco de la trama... pero sí una escena en que la familia de los protagonistas estácenando y cada uno de ellos dice qué ha sido lo mejor y qué ha sido lo peor del día. Ya ves, eso me quedó marcado... Acabo de ver que se estrenó en el año 1999... Casi no ha llovido desde entonces!
La cuestión es que desde hace un tiempo, cada noche, antes de dormir yo le planteo esta cuestión a mi hijo. "¿Qué ha sido lo mejor de tu día?" y "¿Qué ha sido lo peor de tu día?" Te diré que me ha sorprendido positivamente lo que se puede descubrir con este pequeño juego. Hay cosas a las que él le da importancia que a mí han podido pasarme desapercibidas. Tanto en lo positivo, como en lo negativo. 
Haberme olvidado de llevarle al cole el álbum de cromos puede haber sido algo muy grave para él, y que baile…

Serendipity

Imagen
¿Has oído hablar de la Serendipia (Serendipity en inglés)?
Yo oí hablar hace unos años a Guzmán López en una formación en la empresa sobre creatividad en los negocios. Esta semana, de nuevo, tuve la oportunidad de escucharle hablar sobre este concepto y me ha hecho reflexionar sobre ello.
Guzmán es psicólogo, y se define como explorador de ideas creativas. Tiene varios libros escritos, uno de ellos con el título "Serendipity", y ahora está haciendo su tesis doctoral sobre este concepto.
Si no sabes qué es la serendipia, a estas alturas de la lectura ya estarás deseando saberlo, verdad?
He buscado en la rae, y al parecer es un término de reciente incorporación al diccionario. La definición que aparece es: "hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual".

Algunos ejemplos de serendipia son el descubrimiento de la penicilina, o el post-t. 

Aquí te cuento algunos de los contextos en los que puede haber serendipia:

Cuando estamos intentando llegar a un objetivo,…