La Buena Suerte


Como comentaba días atrás en unos stories de Instagram, acabo de leerme un libro que se llama "La Buena Suerte". 

No quiero hacer un spoiler por si alguien se anima a leerlo después de leer este artículo, así que, del libro solo contaré que es corto, que relata un cuento, que lo hace con un lenguaje sencillo, y que está catalogado como libro de autoayuda. 

No es la primera vez que leo cosas sobre la suerte, y ya en su momento reflexioné sobre el tema, así que con este libro he recordado y completado aquellas reflexiones.

Mis conclusiones después de pensar sobre ello estos días son las siguientes:

1- Creer que tienes buena suerte o mala suerte depende de la perspectiva desde la que veas la realidad. Para explicar esto recupero una entrevista a Carlos Sainz hace ya unos años. 

Carlos ha tenido que abandonar varias carreras cuando la posición que tenía era muy buena, y como podéis ver en la entrevista, le preguntan por su mala suerte. Él contesta que no cree que tenga mala suerte, y que de ser así, le desea a sus hijos esa mala suerte que él ha tenido.
Carlos Sainz no piensa que haya tenido mala suerte porque en lugar de valorar unos hechos aislados, los analiza desde una perspectiva más completa en la que valora de una manera positiva todo el conjunto. 

¿Desde qué perspectiva valoras tú la buena o mala suerte que tienes?


2- Donde algunos solo ven un golpe de suerte, a menudo se esconden muchas horas de trabajo, lucha y esfuerzo. 

 He conocido los últimos años muchas mujeres y hombres que han emprendido, poniendo mucho empeño, renunciando en algunos casos a una nómina... y tienen que escuchar "qué suerte tienes que te dedicas a lo que te gusta". Ellas saben que no es suerte, que es total y absoluto trabajo y esfuerzo. 

¿Qué más podrías hacer tú para conseguir eso que crees que solo conseguirías con suerte?

La buena suerte es el pretexto de los fracasados
Foto: Regina Estévez


3- Las personas que parecen tener buena suerte suelen ser personas con una actitud muy positiva ante la vida. Esto hace que no clasifiquen como negativas las dificultades que se van encontrando, porque eso sí hay que reconocerlo, no el 100% de las cosas que les pasan son positivas…
Si lo piensas, es raro ver a una persona “afortunada” quejarse de la mala suerte que han tenido porque algo negativo les ha pasado. De hecho no es raro que lo valoren como de buena suerte, porque acostumbran a pensar que “podría haber sido peor...”. 


4- Los que creen que la mala suerte les acompaña continuamente suelen asumir un rol de víctima, quizá con el objetivo de dar lástima y llamar la atención. 
Analizando a gente de mi entorno que no para de decir "que mala suerte tengo", me he dado cuenta de que comparten continuamente cualquier “mal” que le ocurra, en cualquier contexto, de cualquier magnitud.

Winston Churchill

Pensando en la historia de mi vida, podría pensar que en algunas ocasiones he tenido buena suerte y en otras he tenido mala suerte. Pero la verdad es que creo que en pocas ocasiones ha sido el azar el que ha provocado esa “buena” o “mala” suerte.

Estoy completamente convencida de que no existe la buena suerte entendida como el concepto de “azar”, que sonríe a unos sí y a otros no. Como dice esta frase de Woody Allen “El noventa por ciento del éxito se basa simplemente en insistir”.

Y ese diez por ciento restante, creo que puede llegar de diferentes maneras:


1.- Podemos ser nosotros mismos los que generemos las circunstancias que necesitamos para conseguir el éxito. Haciendo que pasen las cosas, pidiendo a alguien que nos dé la oportunidad, buscando hasta encontrarla.

“El hombre sabio crea más oportunidades que las que encuentra” (Francis Bacon)


2.- Puede pasar, sí, que la oportunidad aparezca sin que nosotros hayamos influido para que esté ahí. En ese caso, es imprescindible que seamos capaces de verla, y que estemos preparados para aprovecharla.

“Que la inspiración llegue no depende de mí. O único que yo puedo hacer es ocuparme de que me encuentro trabajando” (Pablo Picasso)




Y eso es todo lo que yo pienso sobre la buena suerte. Si eres de los que se creen afortunados, quizá te hayas dado cuenta de que eres bastante responsable de todas esas cosas buenas que te pasan. Si eres de los que piensas que tienes mala suerte, espero que hayas podido descubrir que a partir de ahora, puedes tener mejor suerte. Mucho depende de ti.

Os deseo buena suerte a todos ;-)
Un abrazo y a disfrutar de la vida.

Además de los canales habituales para saber cuándo hay nuevo post (Facebook e Instagram), también puedo avisarte por correo electrónico o por whatsapp. Mándame un mail a cambiandodegafas@gmail.com indicándome qué canal prefieres y a partir del próximo post recibirás el enlace.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Permítete fallar

"Lo que es, es"